Corrupción Corrupción

Memorias de la Corrupción: El caso Óscar Medelius

El rastro desconocido en Panamá del falsificador de firmas de Fujimori

Por Óscar Libón / Ilustración e infografía : Orlando Tapia

Jueves, 24 de agosto de 2017

Tres compañías de fachada panameñas relacionadas al exlegislador fujimorista fueron creadas con más de US$3 millones de capital social y luego a través de estas empresas se realizaron sospechosas operaciones inmobiliarias en Lima. Como parte de la plataforma 'Memorias de la corrupción', Convoca revela las triangulaciones realizadas a nombre de personas vinculadas a Óscar Medelius, las cuales empezaron en los últimos años del gobierno de Alberto Fujimori, cuando el exnotario recibía montos de dinero de parte del ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos en la sede del entonces Servicio de Inteligencia Nacional (SIN).


En Panamá, paraíso fiscal mediante el cual la constructora brasileña Odebrecht lavó dinero para el pago de sobornos en diferentes países, existen indicios sobre otro caso en el Perú que aún son desconocidos para las autoridades peruanas y que tienen relación con tres sociedades offshore vinculadas al exlegislador fujimorista Óscar Medelius, quien estuvo preso por la falsificación de firmas para la segunda reelección presidencial de Alberto Fujimori.

Tras su reclusión, Medelius volvió a aparecer en la escena pública en mayo de 2016 como abogado de Gerson Gálvez Calle (alias ‘Caracol’), ex capo del narcotráfico en el Callao sentenciado a 35 años de prisión.

Antes de ser parlamentario por el partido fujimorista Cambio 90 – Nueva Mayoría entre 1995 y 2000, Medelius fue regidor de la municipalidad del Callao, donde nació y también realizó actividades como notario público.

'Vladivideo' de la reunión de Óscar Medelius con Vladimiro Montesinos y Rómulo Muñoz Arce, exmagistrado del JNE, en el SIN.

Luego de la caída del fujimorato, en 2001 enrumbó a Estados Unidos, donde fue arrestado en 2006 y extraditado al Perú en 2008. La justicia peruana lo condenó a ocho años de cárcel —hasta 2014— por la masiva falsificación de firmas para inscribir ante el organismo electoral a la entonces agrupación fujimorista Perú 2000.

Pero el movimiento financiero vinculado a Medelius en esos años quedó en la sombra hasta ahora. Convoca.pe, como parte de la serie investigativa ‘Memorias de la corrupción’, halló empresas de fachada panameñas relacionadas con el exnotario que fueron creadas en pleno auge del gobierno de Fujimori a fines de los 90 y cuando se alistaba su tercer mandato consecutivo.

De acuerdo con registros públicos de Panamá, las compañías fueron constituidas con más de US$3 millones de capital social, y luego, a nombre de estas empresas, se adquirieron propiedades inmuebles en Lima por alrededor de S/.16 millones (el equivalente a US$ 5 millones de la época). Medelius aún debe S/.5 millones de reparación civil al Estado peruano.


LAS CONEXIONES

Entre mayo de 1998 y marzo de 1999, en Panamá se fundaron las tres empresas offshore: Camus Enterprises, Bausset Trading y Odessa Universal. Cada una designó como apoderados en Perú a personas cercanas a Óscar Medelius.

Precisamente en 1999, Medelius recibía cada semana, entre US$200 mil a US$300 mil aproximadamente. Eran fondos desviados del sector Defensa, de manos del ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos en el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) para la falsificación de firmas, según la declaración de la testigo Matilde Pinchi Pinchi, reseñada en la sentencia de la Corte Suprema. En este documento judicial se consignó, además, que el exnotario se “rehusó a presentar sus libros de contabilidad para establecer con precisión los gastos que hacía de sus ingresos”.


Ficha registral de Bausset Trading. Fuente: Registros Públicos de Panamá

La creación de las tres offshore fundadas esos días y descubiertas recién ahora siguió esta ruta: en primer lugar se constituyó la sociedad Camus Enterprises el 23 de mayo de 1998, en la Notaría Primera del Circuito de la nación centroamericana. La gestión fue realizada por el bufete panameño Vaccaro & Vaccaro.

“El capital social será de US$10 mil, dividido en 500 acciones con un valor nominal de US$20 cada una. Las acciones podrán ser emitidas al portador o en forma nominativa”, se lee en el documento.

Dos meses después, el 13 de julio de ese año, la firma de fachada otorgó “poder especial” al empresario Luis Casassa Migliaro para adquirir inmuebles en el Perú, el cual fue inscrito en Registros Públicos de Lima en la sección de “sociedades extranjeras que no tienen sucursales en el país”. Casassa fue vecino de Medelius en La Punta, Callao, y se conocieron hace más de 35 años.

En diálogo con Convoca.pe, Casassa dijo que accedió a ser apoderado de la compañía panameña porque el exlegislador fujimorista se lo solicitó “como un favor”. Aseguró que consistió solo en un trámite y que ignora las actividades que la empresa desarrolló con posterioridad.


Ficha registral de Odessa Universal. Fuente: Registros Públicos de Panamá

Las otras dos empresas constituidas en Panamá, Bausset Trading y Odessa Universal, fueron creadas al siguiente año en el mismo día, el 25 de marzo de 1999. Las gestiones también se efectuaron en la Notaría Primera del Circuito, pero por el estudio legal panameño Lima y Asociados.

“El capital social es de US$ 1’500,000, dividido en 150 acciones con un valor nominal de US$ 10,000 cada una”, se lee en la ficha registral de Bausset Trading en la entidad pública panameña.

Luego de dos semanas, el 12 de abril, esta compañía offshore designó al abogado peruano Juan Córdova Ostermann como apoderado, condición que figura en la oficina registral de Lima.

Córdova Ostermann reconoció en entrevista con Convoca.pe, que firmó los documentos aceptando el poder de Bausset Trading, pero indicó que lo hizo a pedido de Óscar Medelius. “Fue un favor al cual accedí, pues yo trabajé en su notaría por varios años. Conocí al exparlamentario cuando trabajé para su padre”, manifestó.

Juan Córdova sostuvo, además, que esta empresa y la propiedad que se adquirió en Lima a nombre de la compañía en realidad le pertenecía al exoperador fujimorista.

En el caso de Odessa Universal, en cuyo documento registral se lee que también fue creada con US$ 1’500,000 de capital, se otorgó poderes a Diego Quijano Casas, amigo de antaño de Medelius que falleció en 2000. Esta designación se efectuó el 12 de abril de 1999. Preguntado al respecto, Juan Córdova afirmó que a Quijano lo veía con regularidad en la notaría del exlegislador, en Bellavista.

'Fragmento del 'Vladivideo 010A', protagonizado por Medelius, Montesinos y ex miembro del JNE.

JUEGO INMOBILIARIO

De las tres empresas panameñas citadas, solo una se mantiene activa: Camus Enterprises. Estuvo sin actividad desde fines de 1998 hasta el 14 de octubre de 2009, fecha en que Marianella Marsano, cónyuge de Óscar Medelius, fue designada apoderada de la offshore para realizar operaciones inmobiliarias en relación a su ex domicilio conyugal en Surco, que formalmente había sido “vendida” a la propia Camus Enterprises once años antes.

La reactivación de esta compañía de fachada se efectuó un mes después de que la Corte Suprema ratificara la condena de ocho años de cárcel para Medelius por el caso de la masiva falsificación de firmas, en setiembre de 2009.

Óscar Medelius junto a su esposa Marianella Marsano. Foto: Internet.

Por información oficial de registros públicos de Panamá y Perú, se desprende que esta empresa fue creada solo para “comprar” la vivienda donde residían los cónyuges Medelius-Marsano, ubicada en la cuadra dos de la calle Las Poncianas, Lomas de Monterrico, en Surco. La adquisición se realizó en setiembre de 1998, cuatro meses después de la fundación de Camus Enterprises, por US$ 900 mil. La residencia había sido comprada por los esposos en 1994 por US$ 320 mil.

Infografía

En setiembre de 2001, la esposa de Óscar Medelius volvió a adquirir el mismo predio. “Marianella Marsano, casada bajo el régimen de separación de patrimonios, ha comprado el dominio del inmueble a su anterior propietario (Camus Enterprises) por US$ 900 mil, cancelados”, se anotó en Registros Públicos de Lima.

A pesar de lo anterior, en noviembre de 2009, ya como apoderada de la firma panameña, Marsano inició las acciones para anular la compra de la propiedad que hizo la misma compañía en 1998. “(Se deja) expresamente aclarado que Camus Enterprises no ha pagado el precio pactado ascendente a US$ 900 mil”, se señala en la partida registral N° 11047415.

Documento de notaría en el que se le otorga poder a Marianella Marsano para compra de inmueble en Surco.

Una vez que la cónyuge de Medelius figuró oficialmente como propietaria “única y exclusiva” del inmueble, vendió el predio por US$ 1’500,000 —en abril de 2010— a dos parejas de esposos.

Marianella Marsano tiene pasaportes de tres naciones: de Perú, Italia y Estados Unidos, país donde reside en la actualidad. En sus movimientos migratorios no aparecen viajes directos de suelo peruano a Panamá. Se intentó ubicar a la esposa de Medelius sin éxito.


PROTOCOLO FANTASMA

Al parecer, Bausset Trading y Odessa Universal también fueron constituidas solo para poder adquirir una propiedad en Lima, cuyas operaciones se efectuaron en la notaría de Óscar Medelius.

Estas dos compañías de fachada se encuentran inactivas desde junio de 2002, cuando el bufete panameño que las representaba renunció a esa función “debido a que hace más de dos años no tenemos comunicación con la persona que en su momento solicitó la formación de esta sociedad”.

El 14 de abril de 1999, tres semanas luego de haber sido creadas, Bausset Trading y Odessa Universal compraron en conjunto una propiedad ubicada en el distrito limeño de Puente Piedra (complejo edificado sobre el sublote1 —de la acumulación de los lotes 3 al 12— de la manzana I-1 de la lotización industrial).

Por ese predio, las offshore referidas pagaron US$ 460 mil en total (Bausset Trading abonó US$ 276 mil y Odessa Universal, US$ 184 mil). La transacción fue formalizada en la notaría de Medelius.

“Hay indicios reveladores para una investigación de lavado de dinero, como aparentes subvaluaciones y el capital nominativo. (…) No tiene sentido que se haya creado una empresa con un monto de capital social tan alto solo para comprar una propiedad. Puede tratarse de un fraude a la ley”. Carlos Caro, abogado penalista

El 15 de julio del mismo año, es decir tres meses después, estas firmas panameñas fundaron en Lima la empresa Tecnología Nuevo Milenium S.A.C., con un capital de S/ 14’602,000, cuyo primer directorio estuvo presidido por Alfonso Cilloniz García. La inscripción también se realizó mediante la notaría del exlegislador fujimorista.

Ese mismo día, de igual forma en la notaría Medelius, Tecnología Nuevo Milenium adquirió el “dominio del inmueble por el valor de 14 millones 602 mil 200 soles”, como “aporte” de las firmas panameñas. De acuerdo con la Sunat, esta compañía está inoperativa desde marzo de 2010.

La propiedad de Puente Piedra fue embargada varias veces de manera temporal por acciones judiciales de sindicatos en contra del primer propietario del inmueble, Textil San Pedro (inactiva desde 2003). No obstante, posteriormente el predio fue dividido y vendido por partes a otras compañías y personas.

Pero como aseguró Juan Córdova —exapoderado de Bausset Trading— la compañía panameña y este inmueble eran de Óscar Medelius. Para el abogado penalista Carlos Caro, las extrañas actividades de las empresas panameñas relacionadas al exnotario, podrían configurar “un escenario de lavado de dinero”.

Infografía Las dos 'offshore' panameñas fundaron empresa en Perú con capital de más de S/14 millones.



LA VERSIÓN DE MEDELIUS

Entrevistado por Convoca.pe, el exparlamentario Óscar Medelius reconoció su vinculación con las tres personas que figuran como apoderados en el Perú de empresas panameñas constituidas entre 1998 y 1999. Pero niega algún tipo de irregularidad y transferencia de dinero vinculada a las empresas, Bausset Trading y Odessa Universal, a pesar que los montos aparecen consignados en registros públicos de Panamá.

Sobre Luis Casassa dijo que este es padrino de uno de sus hijos con Marianella Marsano. Y respecto de Juan Córdova y Diego Quijano, señaló que eran personas que prestaban servicios externos en la notaría Medelius.

En relación a Camus Enterprises y la sucesión de extrañas compras y ventas del exdomicilio conyugal en Surco, el exnotario afirmó que se trataba de un inmueble adquirido con su esposa “antes de entrar a política” mientras que sobre la operación inmobiliaria de Bausset Trading y Odessa Universal, señaló que fue parte de un “encargo profesional” de Textil San Pedro.



Descarga aquí el informe de la Comisión Investigadora del Congreso sobre los recursos financieros de Vladimiro Montesinos y en el que también se menciona a Óscar Medelius.

Leer también:

- Los nexos ocultos de la supervisora de Odebrecht.

- El peruano de Odebrecht implicado en Lava Jato.

- Especial interactivo: El rastro de la corrupción en los últimos 40 años en Perú.

Global Investigative Journalism Network

Coordinadora del proyecto: Milagros Salazar. Reporteros: Miguel Gutiérrez, Óscar Libón. Desarrollo web: Víctor Anaya/Melissa Chávez. Diseño e ilustraciones: Orlando Tapia y la colaboración de Rafael Pineda, Rapé (México) en la ilustración principal del especial interactivo sobre la corrupción en los últimos 40 años en Perú.
El registro documental de los casos de corrupción se realiza en alianza con la asociación civil Japiqay y las investigaciones periodísticas se publican en simultáneo con el diario La República.

Este proyecto se desarrolla con el apoyo de:

Todos los derechos reservados

Si tienes alguna denuncia o quieres contactarte con nosotros búscanos en info@convoca.pe